Accesibilidad

Home  /  Servicios  /  Hogar digital  /  Accesibilidad

ACCESIBILIDAD

  • Sistemas de teleasistencia.
  • Salvaescaleras.
  • Asistentes paciente-enfermera
  • Adaptación de persianas y electrodomésticos.
  • Equipamientos especializados para discapacitados.

pulsera-asistencia

Qué se entiende por accesibilidad

   La accesibilidad o accesibilidad universal es el grado en el que todas las personas pueden utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas. Es indispensable e imprescindible, ya que se trata de una condición necesaria para la participación de todas las personas independientemente de las posibles limitaciones funcionales que puedan tener.

Ayudas técnicas
   Para promover la accesibilidad se hace uso de ciertas facilidades que ayudan a salvar los obstáculos o barreras de accesibilidad del entorno, consiguiendo que estas personas realicen la misma acción que pudiera llevar a cabo una persona sin ningún tipo de discapacidad.

Tipos de ayudas técnicas

Estas facilidades son llamadas ayudas técnicas. Entre éstas destacamos las siguientes:

  • Videoporteros adaptados.
  • Sistemas de asistencia.
  • Seguridad y localización.
  • Domótica para la accesibilidad o domótica adaptativa.
  • Equipamientos especializados.

Integración de ayudas mediante domótica adaptativa
La primera ayuda técnica que vamos a describir son los videoporteros adaptados. Actualmente, y a nivel residencial (sobre todo en edificios) la tónica habitual es encontrarnos con porteros automáticos o videoporteros como sistema para permitir o restringir el paso hacia la propiedad privada.

   Desgraciadamente, también es habitual que dichos sistemas no se encuentren conveniente adaptados para personas que tienen una discapacidad. En el caso de discapacitados visuales una solución para la adaptación de videoporteros es la incorporación de tarjeteros en Braille y un módulo vocal que informe si la puerta está abierta. Si deseamos adaptar un videoportero a discapacitados auditivos, la solución pasa por utilizar un sistema de iconos iluminados mostrando si se ha descolgado el receptor, si la llamada ha sido establecida y si se ha abierto la puerta. Asimismo, en el interior de la vivienda el aviso de llamada será del tipo luminoso. Por último para el caso de personas de movilidad reducida, es importante tener en cuenta las dimensiones en cuanto a la ubicación del panel del videoportero en el acceso al portal así como el monitor instalado en la vivienda. A título de ejemplo, la altura de ambos elementos no debe exceder los 90 centímetros desde el suelo al borde inferior de cada elemento. Por otra parte, el acceso al interior del portal debe facilitarse mediante sistemas de apertura automática de puertas así como elementos que eviten el tener que marcar sobre la placa del portero como tarjetas sin contacto o mandos a distancia.

En el interior del hogar y atendiendo a las necesidades de personas que padezcan algún tipo de dolencia que precise una atención médica inmediata, es importante contar con sistemas de teleasistencia como avisadores mediante telefonía 3G o similares que informen a una central de emergencias ante cualquier malestar que se pueda presentar. En el caso de residencias de mayores este sistema puede ser implementado mediante la instalación de sistemas de asistencia paciente-enfermera que facilitarán el seguimiento de los cuidados y tratamientos a pacientes o residentes así como la notificación de cualquier incidencia que se pueda presentar.

Un aspecto que no debemos olvidar en cuanto a la accesibilidad el establecimiento de medidas de seguridad ante una incidencia como son las instalación de alarmas en viviendas por fugas de líquidos, gases o presencia de humos y en el caso de personas aquejadas de enfermedades mentales, prácticamente es obligatorio el uso de localizadores GPS que muestre la localización de la persona en caso de desorientación.

Dentro del ámbito residencial y el entorno de la vivienda, se presentan un sinfín de ayudas técnicas basadas en sistemas domóticos. La domótica es un área tecnológica que persigue la automatización del hogar mediante dispositivos electrónicos. La domótica proporciona una serie de ventajas y valores añadidos al hogar como son el aumento del confort, ahorro energético, control remoto del hogar, incremento de la seguridad, etc. Pero el aspecto más importante es que a través de sistemas de control domótico podemos realizar una adaptación completa del hogar en función de las necesidades de cada usuario. Esa rama en especial de la tecnología domótica recibe el nombre de domótica adaptativa. Algunos ejemplos típicos de adaptaciones mediante sistemas domóticos serían:

  • Timbres e indicadores de estado luminosos.
  • Manejo adaptado de electrodomésticos.
  • Sistemas de iluminación nocturna automatizados.
  • Automatización de persianas y ventanas.
  • Sistemas de calefacción gobernados por control remoto.

Equipamientos especializados para la accesibilidad

Por último, y con el fin de efectuar un recorrido completo por las diversas opciones en cuanto a accesibilidad, cabe indicar que lo señalado anteriormente se puede complementar mediante equipamientos especializados fundamentalmente para personas con movilidad reducida. Este tipo de equipamientos pueden ser:

  • Grúas para discapacitados.
  • Camas articuladas eléctricas.
  • Sillas de ruedas convencionales, eléctricas y scooters.
  • Adaptación de aseos.
  • Salvaescaleras y ascensores.